ABOGADOS DESPIDOS

Asesoramiento Laboral en Despidos Improcedentes, Procedentes y Nulos


DESPIDO DISCIPLINARIO, DESPIDO OBJETIVO, DESPIDO IMPROCEDENTE, DESPIDO PROCEDENTE, DESPIDO NULO, DESPIDO VERBAL

Si le han despedido y no está conforme con las causas del despido o con la indemnización que le ofrece la empresa. Si cree que su despido es injustificado, no dude en contactar con nuestros abogados laboralistas especilizados en despidos.

En Toro Pujol Abogados contamos con más de 35 años de experiencia en relaciones laborales, le asesoraremos y haremos valer sus derechos en caso de despido.

Qué es un despido:

El despido es la extinción del contrato de trabajo llevada a cabo por voluntad del empresario. Tenga en cuenta que, a pesar de lo que alegue el empresario,  en la mayoría de ocasiones los despidos son declarados improcedentes o incluso nulos por la Justicia.

Por ello, es primordial contar un abogado laboralista o graduado social que le guíe y asesore en todo el procedimiento.

¿Qué hago si me despiden?

Si el empresario le entrega una carta de despido debe escribir “no conforme” en la misma y siempre solicitar una copia.

 2º  nunca debe firmar el finiquito, ni tan siquiera con un “no conforme” dado que éste tiene valor liberatorio, y un Juez puede apreciar que estaba Ud. de acuerdo con la extinción del contrato. Puede que se trate de un despido injustificado y si firma esos documentos pierda el derecho a la reclamación por despido.

 3º En caso de duda, o si el empresario condiciona la entrega de la carta de despido a que firme el finiquito, sepa Ud. que ello constituye una práctica ilícita –aunque habitual- y puede negarse a firmar.

En ese caso, el empresario podrá notificarle mediante burofax la carta de despido.

Tengo la carta de despido y no he firmado el finiquito. ¿Y ahora qué hago?

Si Ud. no está conforme con el despido y/o indemnización, es fundamental que acuda Ud. a un abogado especialista en despidos para que le asesore y le guíe en su caso concreto: en multitud de ocasiones los despidos efectuados finalmente son despidos injustificados.
Recuerde que tiene 20 días para impugnar el despido y que, una vez pasado este plazo, le será imposible reclamar.
La impugnación del despido se inicia con una demanda de conciliación entre trabajador y empresario que debe presentarse ante los Servicios de Conciliación, Mediación y Arbitraje. Se trata de un acto administrativo obligatorio, previo a la interposición de demanda ante el Juzgado de lo Social: es una oportunidad para ambas partes de negociar y no llegar a juicio.
Una vez se celebre el acto de conciliación, si no existe acuerdo entre empresario y trabajador, es decir, finaliza si avenencia, deberá presentarse demanda ante los Juzgados de lo Social, por lo que será el Juez quien finalmente califique el despido

¿Y si me despide verbalmente?

Es muy habitual que el empresario le diga “no vuelvas más” o “ya hemos terminado la obra, ya te llamaré” o “estás despedido” sin que notifique por escrito el despido, esto es, sin entrega de la Carta.
Lo más conveniente en estos casos es enviar un burofax a la empresa solicitando que le readmita o bien indique por escrito el despido que le ha sido comunicado de forma verbal.

Tenga Ud. en cuenta que el despido verbal podrá ser calificado como improcedente, entre otros motivos, por no respetar los requisitos formales previstos en la Ley, por lo que es fundamental actuar en este sentido. Si tiene alguna duda, lo idóneo es consultar con un Abogado.

¿Tengo derecho a indemnización?

Si el empresario alega que el despido es disciplinario, esto es, por una actuación culpable y gravosa imputable a Ud., no le abonará indemnización alguna, pero tal vez se trate de un despido laboral injusto.

Por el contrario, si alega que el despido es objetivo, esto es, por causas imputables a la empresa (económicas, técnicas, organizativas o de producción) o bien por causas imputables al trabajador (ineptitud sobrevenida o conocida del trabajador, o falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas) tendrá Ud. derecho a una indemnización de 20 días de salario por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

Algunas consideraciones sobre el despido:

Es muy importante tener en cuenta que la indemnización debe ser puesta a su disposición en el mismo momento en el que le entregan la carta de despido; en caso contrario, el despido puede llegar a ser calificado por los Tribunales como improcedente e incluso nulo.

La aceptación del cheque o comprobante de transferencia, en su caso, no suponen en modo alguno la aceptación de la extinción del contrato de trabajo.

Es muy importante quedarse con una copia de la carta e indicar la fecha del despido, dado que Ud. únicamente tendrá veinte días (20) hábiles para impugnarla.

Sepa Ud. que sea cual sea la causa de despido alegada por el empresario, tendrá siempre derecho al percibo del finiquito (vacaciones generadas no disfrutadas, parte proporcional de pagas extraordinarias, salario del mes de despido)

Si el empresario no le ha avisado de la fecha de efectos del despido con quince días de antelación, tendrá derecho a que le abone, además, 15 días de salario, precisamente por el incumplimiento del preaviso.

Calificación de los despidos:

El Juez calificará el despido como:

Despido Procedente

En caso de que el despido (disciplinario u objetivo) resulte justificado.

Despido Improcedente

El despido efectuado por el empresario es injustificado, bien porque las causas recogidas en la Carta de despido no son ciertas, o aunque sean ciertas no tienen la suficiente entidad como para justificar el despido (disciplinario u objetivo), o bien porque el procedimiento llevado a cabo por la empresa a la hora de realizar el despido no es correcto, por lo que Ud. podrá ser readmitido o bien percibir una indemnización, que será:
* De 45 días de salario por año trabajado, hasta febrero de 2012 –fecha en la que entró en vigor la Reforma Laboral- con un máximo de 42 mensualidades.
* De 33 días de salario por año de servicio, después de febrero de 2012, con un máximo de 24 mensualidades.

Despido Nulo

Se tendrá como despido no efectuado, y Ud. será readmitido en su puesto de trabajo en las anteriores condiciones, percibiendo además los salarios de tramitación.

Estos despidos vienen motivados porque el trabajador ha sufrido algún tipo de discriminación.

Si Ud. es mujer trabajadora embarazada, o si previamente había reclamado, judicial o extrajudicialmente a la empresa y posteriormente ha sido despedido, vulnerando su garantía de indemnidad, sepa Ud. que el despido puede ser calificado como nulo.

¿Le han despedido? ¿Cree que el despido no es justo?

En TORO PUJOL ABOGADOS le ofrecemos un primer asesoramiento totalmente gratuito, en el que nuestros abogados de despidos le informarán sobre la legalidad de su despido, de la viabilidad jurídica de su caso y los pasos que tiene que seguir para conseguir que se reconozcan sus derechos y se le indemnize conforme lo que dicta la ley.

Disponemos de despachos de abogados en Barcelona, Madrid y Montcada.

 

SOLICITE SU VISITA Y ESTUDIO JURÍDICO GRATUITO