Abogados de Jubilación y Pensiones: nos preocupa tu futuro

[toc]

En Toro Pujol Abogados somos especialistas en pensiones de jubilación en Barcelona, Madrid y Montcada i Reixac. Si quiere tramitar su pensión de jubilación o ha iniciado su tramitación y ha sido denegada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, no dude en contactar con nosotros, nuestros abogados jubilación pensiones estarán encantados de atenderle.

¿Qué es una pensión de jubilación?

La pensión de jubilación es una renta o asignación destinada a compensar la falta de ingresos  de carácter profesional de una persona cuando ésta deja de trabajar una vez cumplida la edad exigida por la ley. Dicha protección consiste en una pensión vitalicia e imprescriptible.

¿Qué tipos de pensiones de jubilación hay?

Actualmente nuestro sistema de Seguridad Social prevé cuatro tipos de jubilación: ordinaria, anticipada, flexible, parcial. Veamos cada una de ellas:

  • ordinaria:

La pensión ordinaria es aquella en la que se accede a la edad ordinaria o legal.

  • flexible:

Si bien en un principio la percepción de pensión de jubilación es incompatible con la realización de trabajo, existen excepciones a la regla general. En consecuencia, una vez causada la pensión de jubilación de cualquier régimen de Seguridad Social puede accederse a un trabajo a tiempo parcial, con los límites siguientes: reducción de jornada entre un mínimo de 50% y un máximo de 25%, con la consecuente disminución del percibo de la pensión. Este tipo de jubilación se denomina jubilación flexible.

  • anticipada:

Aquellos trabajadores que hubieran cotizado a alguna de las Mutualidades Laborales de trabajadores por cuenta ajena con anterioridad al 1 de enero de 1967 podrán jubilarse anticipadamente a la edad de 60 años. En este caso, la pensión de jubilación se reducirá un 8% por cada año o fracción de año que le falte al trabajador para cumplir la edad de 65 años. A dicha jubilación únicamente podrá accederse desde una situación de alta o asimilada al alta (excedencia forzosa, traslado del trabajador fuera del territorio nacional, suscripción de convenio especial, desempleo involuntario, tres años de excedencia por cuidado de hijo, un año de excedencia por cuidado de familiar, periodo de suspensión de empleo y sueldo, etc.)
También se considera jubilación anticipada aquella en la que un trabajador –que hubiera cotizado al Mutualismo Laboral– accede debido al cese del trabajo como consecuencia de extinción de la relación laboral por causa no imputable al mismo (despido colectivo, muerte, jubilación o incapacidad del empresario, despido, despido por causas objetivas, finalización contrato de obra o servicio) y que a su vez acredite 30 o más años cotizados. En ese caso, la reducción de la cuantía variará en función de los años que se acrediten cotizados:

  • Entre 30 y 34 años cotizados: 7,5%.
  • Entre 35 y 37 años cotizados: 7%;
  • Entre 38 y 39 años cotizados: 6,5%.
  • Con 40 o más años cotizados: 6%.

Asimismo, y con la entrada en vigor de la Ley 27/2011 se introdujeron dos modalidades más de jubilación anticipada.

  • Jubilación derivada del cese en la actividad laboral por causa no imputable al trabajador, siempre que se tenga cumplida una edad inferior a cuatro años como máximo de la edad que resulte de aplicación –ver periodo transitorio- Es decir, si el trabajador reúne el periodo de cotización suficiente para jubilarse a los 65 años, podrá jubilarse a los 61 años.

La pensión que se obtenga será objeto de reducción de los siguientes porcentajes:

  • 1,875% por trimestre si se acredita período de cotización inferior a 38 años y 6 meses.
  • 1,750% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses.
  • 1,625% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses.
  • 1,500% por trimestre en caso de acreditar un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.
  • Jubilación anticipada por voluntad del interesado.
  1. Jubilación anticipada ordinaria:

Puede accederse a la jubilación de forma anticipada por voluntad del trabajador, si bien deben reunirse ciertos requisitos:

  • Acceder desde una situación de alta o asimilada al alta.
  • Tener cumplida una edad inferior en dos años, como máximo, a la edad que resulte de aplicación –ver periodo transitorio- A modo de ejemplo, si el trabajador tiene derecho a jubilarse a los 65 años, podrá jubilarse anticipadamente a la edad de 63 años.

La pensión que se obtenga será objeto de reducción en los siguientes porcentajes:

  • 2% por trimestre si se acredita período de cotización inferior a 38 años y 6 meses.
  • 1,875% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses.
  • 1,750% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses.
  • 1,625% por trimestre en caso de acreditar un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.
  1. Reducción edad de jubilación por realización de actividades penosas o peligrosas, o por peculiaridades de la profesión, sin que puedan jubilarse antes de los 52 años. A continuación exponemos cuáles son las actividades que tienen reconocida la reducción de la edad de jubilación por constituir actividades peligrosas, penosas o insalubres: las actividades incluidas en el Estatuto del Minero, los trabajadores ferroviarios, personal de vuelo de transporte aéreo, bomberos en las administraciones y organismos públicos, y miembros del Cuerpo de la Ertzaintza. Asimismo, como actividades profesionales peculiares tenemos: los artistas y los profesionales taurinos.
  2. Trabajadores con grado importante de minusvalía reconocido: la edad mínima de jubilación podrá ser reducida para aquellas personas que:
    1. Tengan reconocido un grado de minusvalía igual o superior al 65%. En este caso el trabajador no podrá jubilarse de forma anticipada antes de los 52 años.
    2. Tengan reconocido un grado de minusvalía igual o superior al 45%, siempre que se trate de discapacidades determinadas reglamentariamente y además se vislumbre una reducción de la esperanza de vida. En este caso el trabajador no podrá jubilarse antes de los 56 años.
  • parcial:

Nuestro sistema cuenta dos tipos de jubilaciones parciales:

  • Jubilación parcial en edad legal de jubilación:

Tipo de jubilación prevista para aquellas personas que puedan tener acceso a la jubilación de conformidad con la edad legal ordinaria (65 años o en su caso la que se determine de conformidad con el periodo transitorio) pero que reduzcan su jornada de trabajo entre un 25% (mínimo) y un 50% (máximo) sin necesidad de que la empresa celebre de forma simultánea un contrato de relevo, esto es, sin que sea necesario formalizar un contrato de trabajo con otra persona que sustituya la jornada reducida del trabajador que pretenda acceder a la situación de jubilación parcial.
Pueden acceder a dicha jubilación tanto los trabajadores a tiempo completo como a tiempo parcial. No obstante, sí es necesario acreditar el periodo mínimo de cotización (15 años) y que los dos últimos se encuentren comprendidos en los últimos 15 años.

  • Jubilación parcial con edad inferior a la legal:

Tipo de jubilación prevista para aquellas personas que reúnan los siguientes requisitos:

  • Edad mínima según el año de acceso y años cotizados. Para el año 2016, habiendo cotizado 34 o más años, puede jubilarse de forma parcial con 61 años y 4 meses. Asimismo, si reúne un periodo de cotización de 33 años, la edad exigida será de 61 años y 8 meses. Se establece un periodo transitorio hasta el año 2027, en el que habiendo cotizado 36 años y 6 meses será necesario contar con 63 años, y si ha cotizado 33 años, 65 años. Para los trabajadores que hayan cotizado a la Mutualidad Laboral con anterioridad a 1 de enero de 1967 se establece una edad mínima de 60 años.
  • Debe celebrarse contrato de relevo simultáneo con persona en situación de desempleo o que se encuentre prestando sus servicios en la empresa bajo modalidad de contrato de duración determinada (temporal)
  • Acreditar un periodo de antigüedad en la empresa de, al menos, 6 años inmediatamente anteriores a la fecha de jubilación parcial.
  • Reducción de jornada entre mínimo 25% y máximo 50%. Podrá aumentarse hasta un 75% si el trabajador relevista mediante un contrato de duración indefinida.
  • Acreditar un periodo mínimo de cotización de 33 años. Para aquellas personas que tengan reconocido un grado de minusvalía igual o superior al 33%, el periodo de cotización exigido será de 25 años.
  • Que exista una correspondencia entre las bases de cotización del trabajador relevista y del jubilado parcial.
  • A pesar de la reducción de jornada, empresa y trabajador cotizarán a la Seguridad Social por la base de cotización que hubiera correspondido caso de que el trabajador hubiera continuado prestando sus servicios a jornada completa.

¿Qué compatibilidades e incompatibilidades hay con mi jubilación parcial?

La jubilación parcial será compatible con el trabajo a tiempo parcial en la empresa o con trabajos a tiempo parcial anteriores a la situación de jubilación parcial, así como con la pensión de viudedad y prestación de desempleo.

No será compatible con las pensiones de incapacidad permanente absoluta y gran invalidez, ni con la pensión de incapacidad permanente total para el trabajo que se preste en virtud de contrato que dio lugar a la jubilación parcial, ni con la de jubilación que pudiera corresponder por otra actividad distinta a la realizada.

¿Quién tiene derecho a una pensión contributiva de jubilación? ¿Qué requisitos debe cumplir?

Serán beneficiarios de la pensión de jubilación todas aquellas personas afiliadas a la Seguridad Social y en alta o asimilada al alta que reúnan los requisitos exigidos legalmente: edad legal, periodo mínimo de cotización y hecho causante. No obstante, los que no se encuentren en situación de alta o asimilada también podrán acceder siempre que cumplan con el periodo mínimo de cotización. En este caso, no obstante, únicamente a la edad legal ordinaria, no con anterioridad –jubilaciones anticipadas-.

Veamos los requisitos exigidos:

Edad

Desde el 1 de enero de 2013 la edad de jubilación es variable en función de los años cotizados a la Seguridad Social, aplicándose un periodo de adaptación –transitorio- de esa edad. Es decir, este año 2016 podrán acceder a la pensión de jubilación a los 65 años aquellos trabajadores que acrediten un periodo de cotización de 36 o más años. Si reúnen un periodo de cotización menor, deberán acceder a la edad de 65 años y 4 meses. Dicho periodo transitorio finaliza en el año 2027, año en el que será necesario acreditar un periodo de cotización de 38 años y 6 meses o más para poder acceder a la pensión de jubilación con 65 años. En caso contrario, deberá accederse a la edad de 67 años.

A continuación dejamos un cuadro expositivo para mayor claridad:

AñoPeríodos cotizadosEdad exigida
201335 años y 3 meses o más65 años
Menos de 35 años y 3 meses65 años y 1 mes
201435 años y 6 meses o más;65 años
Menos de 35 años y 6 meses65 años y 2 meses
201535 años y 9 meses o más65 años
Menos de 35 años y 9 meses65 años y 3 meses
201636 o más años65 años
Menos de 36 años65 años y 4 meses
201736 años y 3 meses o más65 años
Menos de 36 años y 3 meses65 años y 5 meses
201836 años y 6 meses o más65 años
Menos de 36 años y 6 meses65 años y 6 meses
201936 años y 9 meses o más65 años
Menos de 36 años y 9 meses65 años y 8 meses
202037 o más años65 años
Menos de 37 años65 años y 10 meses
202137 años y 3 meses o más65 años
Menos de 37 años y 3 meses66 años
202237 años y 6 meses o más65 años
Menos de 37 años y 6 meses66 años y 2 meses
202337 años y 9 meses o más65 años
Menos de 37 años y 9 meses66 años y 4 meses
202438 o más años65 años
Menos de 38 años66 años y 6 meses
202538 años y 3 meses o más65 años
Menos de 38 años y 3 meses66 años y 8 meses
202638 años y 3 meses o más65 años
Menos de 38 años y 3 meses66 años y 10 meses
A partir
de 2026
38 años y 6 meses o más65 años
Menos de 38 años y 6 meses67 años

Si la persona se jubila más tarde de la edad legal ordinaria (65 o 67 años), siempre que se reúna el requisito de cotización (15 años) se reconocerá un porcentaje adicional por cada año completo transcurrido entre la fecha en la que cumplió la edad legal

Periodo mínimo de cotización

El periodo mínimo exigido legalmente es de 5.475 días, esto es, 15 años, y de los cuales al menos 2 deberán estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de acceder a la pensión de jubilación.

Hecho causante

Se considerará producido el hecho causante –fecha efectos – según la situación en la que se encuentre la persona que pretenda acceder a la pensión de jubilación:

  1. Día de cese de actividad laboral, cuando el trabajador esté en el alta.
  2. Día de presentación de la solicitud cuando se acceda desde situaciones asimiladas al alta, excepto:
    1. En caso de excedencia forzosa, se considerará hecho causante el día del cese del cargo que dio origen a esa excedencia.
    2. En caso de traslado fuera del territorio nacional, el día del cese del trabajo por cuenta ajena.
  3. Día de presentación de la solicitud cuando el trabajador esté en situación de no alta.

¿Cómo se calcula la pensión de jubilación que me quedará?

La pensión de jubilación se calcula del siguiente modo: se aplicará a la base reguladora el porcentaje correspondiente, base reguladora y porcentaje que vendrán determinados en función del importe de las bases de cotización y del número de años cotizados.

Así, la base reguladora se obtiene del siguiente modo: del cociente que resulte de dividir entre 350 las bases de cotización del trabajador durante los 300 meses inmediatamente anteriores al mes previo al del hecho causante.

Las bases correspondientes a los 24 meses anteriores al mes anterior al del hecho causante se computarán en su valor nominal. El resto, se actualizarán de acuerdo con la evolución que experimente el índice de precios al consumo desde el mes a que aquéllas correspondan, hasta el mes inmediato anterior a aquél en qué se inicie el periodo a que se refiere la anterior regla.

Br = base reguladora

Bi = base de cotización del mes i-ésimo anterior al mes previo al del hecho causante.

Ii= Índice general de precios al consumo del mes i-ésimo anterior al mes previo al del hecho causante.

Siendo i = 1, 2,…, 300.

Desde el 1 de enero de 2013 el cálculo de la base reguladora pasa por un periodo transitorio hasta alcanzar el cálculo que hemos señalado, esto es, el resultado de dividir entre 350 las bases de cotizaciones del beneficiario durante los 300 meses inmediatamente anteriores al mes previo al del hecho causante.

A efectos de una mayor claridad expositiva, dejamos señalado el siguiente cuadro:

Año de aplicación
de la norma
Base reguladora
2013(Bases de cotización últimos 192 meses) / 224
2014(Bases de cotización últimos 204 meses) / 238
2015(Bases de cotización últimos 216 meses) / 252
2016(Bases de cotización últimos 228 meses) / 266
2017(Bases de cotización últimos 240 meses) / 280
2018(Bases de cotización últimos 252 meses) / 294
2019(Bases de cotización últimos 264 meses) / 308
2020(Bases de cotización últimos 276 meses) / 322
2021(Bases de cotización últimos 288 meses) / 336
2022(Bases de cotización últimos 300 meses) / 350

Además, para el régimen general se prevén las integraciones de lagunas, esto es, si en el periodo que deba tenerse en cuenta para el cálculo de la base reguladora aparecen periodos en los cuales no se ha cotizado a la Seguridad Social –por no concurrir obligación de cotizar-, dichos periodos –lagunas- se integrarán de conformidad con las siguientes reglas:

  • Las primeras 48 mensualidades más próximas al hecho causante se integrarán con la base mínima de entre todas las existentes en cada momento.
  • El resto de mensualidades, se integrarán con el 50% de la antedicha base mínima.
  • Si el trabajo inmediatamente anterior al periodo de lagunas es a tiempo parcial, se aplicará el correspondiente porcentaje de parcialidad.

En todo caso, no se podrán computar los incrementos de las bases de cotización de los dos últimos años cotizados que sean consecuencia de aumentos salariales superiores al incremento medio interanual experimentado en el convenio colectivo aplicable o el correspondiente a su sector.

Por último, en casos de situaciones de pluriempleo o pluriactividad, se calculará la base reguladora del siguiente modo:

  • Pluriempleo:

Se computarán en su totalidad las bases por las que se haya cotizado a las distintas empresas, siempre que la suma de dichas bases no supere el límite máximo de cotización correspondiente a cada momento.

  • Pluriactividad:

Cuando existan cotizaciones en varios regímenes y no se cause derecho a pensión de jubilación en uno de ellos, las bases de cotizaciones de ese régimen –al que no se tiene derecho- se acumularán a las del régimen que sí da derecho a la prestación de jubilación. Así, la suma de dichas bases no podrá superar el límite máximo de cotización vigente en cada momento.

¿Y si soy trabajador autónomo?

La prestación de jubilación se reconocerá bajo las mismas condiciones que en el Régimen General de la Seguridad, si bien con algunas particularidades:

No obstante, en determinados casos especiales, podrán jubilarse con una edad inferior a la ordinaria aquellos trabajadores que, a lo largo de su vida laboral, hayan efectuado cotizaciones en alguno de los Regímenes de la Seguridad Social que reconozcan el derecho a la jubilación anticipada, siempre que se cumplan determinados requisitos.

  • Base reguladora: no existe integración de lagunas. Si en el período tomado en cuenta para efectuar el cálculo apareciesen meses durante los cuales no hubiera habido obligación de cotizar, éstos no se completarán con las bases mínimas vigentes, correspondientes a los trabajadores mayores de 18 años.
  • Hecho causante de la prestación:
    • El último día del mes del cese en el trabajo, para quienes se encuentren en la situación de alta.
    • El último día del mes en que se presente la solicitud, para quienes se encuentren en alguna de las situaciones asimiladas a las de alta.
    • La fecha de la solicitud, para aquellos trabajadores que no se encuentre en situación de alta.
  • Efectos económicos:

El primer día del mes siguiente a la fecha del hecho causante.

  • No quedan protegidas ni la jubilación especial a los 64 años, ni la jubilación anticipada sin tener la condición de mutualista, ni la derivada del cese no voluntario en el trabajo.