fbpx
Primera visita gratuita // consúltenos
BARCELONA: Tel: 93 467 55 67
MADRID: Tel: 91 737 00 45
MONTCADA: Tel: 93 564 31 16

  • Despido Nulo

Despido Nulo

Despido nulo es aquél que, en resumen, se haga vulnerando los derechos fundamentales de la persona, como por ejemplo los recogidos en la Constitución.

Hablamos de despido nulo a la calificación que hace un Juez de un despido de un trabajador que lleva a cabo de manera unilateral el empresario y que comporta una decisión ilegal.

Antes de empezar a explicar qué es el despido nulo, tenemos que tener en cuenta que la ley reconoce tres tipos de despido dentro de nuestro ordenamiento: el despido disciplinario, que es aquél que el empresario realiza cuando el trabajador comete algún tipo de falta, como la ausencia repetitiva en el puesto de trabajo, el despido objetivo que, por ejemplo será aquél que lleve a cabo el empresario cuando su empresa esté sufriendo pérdidas y el despido colectivo, que es aquél que se realiza a un grupo de trabajadores con unos parámetros establecidos en la ley. Es lo que, habitualmente, conocemos como ERE.

Entonces, si como hemos visto, estos son los despidos que contempla la ley ¿Por qué estamos hablando de despido nulo? O ¿Por qué decimos que un despido es improcedente? Porque éstas, son dos de las calificaciones que un Juez dará a un despido, junto con la calificación de procedente.

En resumen, como abogados laboralistas especializados en despidos, entendemos que los despidos pueden ser de tres tipos: objetivo, disciplinario y colectivo; y pueden ser calificados por los jueces y tribunales como: procedentes, improcedentes o nulos. Si bien la empresa puede admitir que un despido ha sido improcedente, no es de esto de lo que nos ocuparemos en el presente artículo.

El Despido Nulo ¿Qué debemos saber?

Cuando el empresario realice el despido en vulneración de los derechos humanos

Entre estos casos podemos el despido nulo será calificado como tal al cuando:

  • los despidos durante el embarazo de la trabajadora, los que se realicen
  • estando de baja por maternidad, paternidad o nacimiento de hijo prematuro,
  • los que se realicen estando en una excedencia,
  • los despidos que se realice a mujeres que están ejerciendo sus derechos al ser declaradas víctimas violencia de género (solicitud de cambio de centro de trabajo, reducción de jornada, entre otros),
  • despidos en fraude de ley, que son aquellos que se realizan sin cumplir los requisitos del despido colectivo,
  • despidos en la vulneración de derechos humanos, como podría ser a consecuencia de nuestra orientación sexual, sexo, religión, raza o etnia; aquellos
  • despidos que protegen la garantía de indemnidad del trabajador, es decir, aquellos despidos que se producen cuando el trabajador ha denunciado a la empresa reclamando sus derechos o cuando ha participado en una jornada de huelga;
  • el despido que se produce estando de baja (siempre teniendo mucho cuidado),
  • los despidos que se produzcan mientras los trabajadores están disfrutando de una reducción de jornada, ya sea por cuidado de hijos menores de 12 años o de personas dependientes;
  • o los despidos que se produzcan porque la carta de despido tenga defectos obvios, como la no indicación clara del motivo del despido.

El despido nulo se encuentra regulado en el estatuto de los trabajadores

La ley reguladora de la jurisdicción social, en leyes internacionales suscritas por España y en las sentencias tanto estatales como europeas.

La carga de la prueba es del empresario

Que la carga de la prueba, es decir, demostrar que el despido no se ha realizado en vulneración de los derechos del trabajador, siempre corresponde al empresario.

Las consecuencias del despido nulo

Que la principal consecuencia del despido nulo es la readmisión del trabajador a su puesto de trabajo, con las mismas condiciones que tenía antes de ser despedido (cargo, sueldo, etc.) y que tendrá derecho a percibir los salarios de tramitación, es decir, los salarios que ha dejado de percibir desde que ha sido despedido hasta que se ha reincorporado.

Los salarios de tramitación

Que estos salarios de tramitación se percibirán siempre, aunque el trabajador no pueda reincorporarse a su puesto de trabajo. Independientemente de si es por su decisión, por decisión del empresario o por la interposición de un recurso a la sentencia que califique el despido nulo.

Las cotizaciones a la Seguridad Social

Que el empresario o la empresa, además de los salarios de tramitación, tendrán que abonar las cotizaciones a la seguridad social del trabajador.

La reincorporación

Que la no reincorporación a nuestro puesto de trabajo supondrá la interposición de un incidente de no readmisión, en la que el juez empleará medidas coercitivas para que se produzca la reincorporación.

Categories: Despido Nulo, Blog|Comentarios desactivados en Despido Nulo
TORO PUJOL ABOGADOS tiene su origen en el despacho laboralista fundado en 1975. El bufete tiene oficinas en el centro de Barcelona, Madrid y Montcada i Reixac. A lo largo de estos años, son numerosos los reconocimientos recibidos por la práctica profesional desarrollada en Derecho Bancario, Derecho de Familia, Derecho Laboral, y Derecho de la Seguridad Social.
Toro Pujol Abogados