El divorcio constituye la terminación o disolución de un matrimonio sin haberse causado fallecimiento de alguno de los cónyuges. Para que esta unión sea considerada nula ante la ley es necesario certificarla de manera legal ante los juzgados. De esta forma también pueden llevarse a término el acuerdo sobre la división de bienes y custodia o manutención de menores. Sin embargo, aunque este es el objetivo general, existen diferentes tipos de divorcio. En este artículo explicaremos las diferencias entre divorcio contencioso y divorcio de mutuo acuerdo.

¿Qué es un divorcio de mutuo acuerdo y qué es un divorcio contencioso?

Por divorcio de mutuo acuerdo se entiende aquel que se lleva a cabo de forma amistosa por parte de los cónyuges; donde, en lugar de acudir a juicio, las partes homologan el acuerdo que han alcanzado entre ambos sobre las condiciones de la disolución matrimonial.

Sin embargo, la falta de diálogo y de consenso entre los cónyuges puede conducir a la falta de acuerdo sobre la totalidad de los aspectos a debatir; por esa razón se abre la alternativa del divorcio contencioso. A un divorcio contencioso también se puede acudir cuando uno de los cónyuges toma la iniciativa de separarse de forma unilateral.

En estas situaciones en las que las partes no alcanzan un acuerdo sobre algún punto recogido en el convenio regulador (hijos, custodia, régimen de visitas, pensiones, vivienda, etc.) que debe presentarse en el Juzgado (artículo 90 del Código Civil), se inicia un proceso contencioso contra uno de los cónyuges donde un Juez decidirá cómo se resuelven dichos aspectos.

Semejanzas y diferencias

Ya que ambos procedimiento persiguen un mismo fin, pero por diferentes vías, estas son los puntos en común que encontramos:

  • Presentación de la demandan en la ciudad del último domicilio familiar
  • Plazo mínimo de 3 meses desde la celebración de la boda para poder divorciarse
  • No se necesita alegar ninguna causa para pedir poder divorciarse
  • Los cónyuges pueden abandonar el domicilio familiar en cualquier momento
  • No se debe pagar pensión de ningún tipo hasta que el juez lo ordene

Pero para entender mejor en qué consiste una vía y otra, más allá de la definición ya facilitada, explicamos mejor sus principales diferencias. Además de la necesidad o no de juicio, encontramos:

  • Plazo: El divorcio de mutuo acuerdo puede resolverse en un mes, el divorcio contencioso puede alargarse de 6 meses a 2 años.
  • Contenido: En el divorcio de mutuo acuerdo las decisiones relativas a guardia y custodia, régimen de visitas, etc., son tomadas libremente por parte de los cónyuges en lugar de hacerlo un juez, como es el caso de la vía contenciosa.
  • Informe psicosocial. La vía contenciosa incluye un estudio psicosocial sobre los menores y los padres. En la vía amistosa, el fiscal simplemente revisa lo propuesto por las partes.
  • Reparto de bienes. El divorcio de mutuo acuerdo resulta más económico sobre este aspecto, ya que se puede acordar en un solo documento el divorcio y liquidación de bienes.
  • Abogados y procuradores. En lugar de ser suficiente la presencia de un solo abogado en el caso del mutuo acuerdo, el Contencioso requiere que cada cónyuge tenga su propio abogado.

También es necesario conocer que al igual que cuando no existe acuerdo entre ambos cónyuges existe la vía de lo contencioso para llevar a término la disolución del matrimonio; de igual manera es posible convertir el divorcio contencioso en divorcio de mutuo acuerdo. Esta vía es factible cuando las partes alcanzan un acuerdo antes de celebrarse el juicio.

Dada esta situación, la ley de Enjuiciamiento Civil en la Regla 5º del artículo 770 permite que las partes continúen con los trámites del divorcio por mutuo acuerdo siempre que cumplan con los requisitos del artículo 777 de la LEC.

Ya sea por una vía o por otra, en Toro Pujol Abogados le brindamos nuestra ayuda para llevar a cabo su divorcio en la dirección correcta en cada una de las etapas. Puede ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto, por correo electrónico (info@bufetetoro.com) o por teléfono.