BARCELONA

MADRID

VALENCIA

SEVILLA

Discapacidad por Alcoholismo

Tabla de contenidos

En ocasiones se plantea la cuestión de la posibilidad de obtener algún tipo de discapacidad por alcoholismo. Ahora se va a explicar en qué consiste esta enfermedad y la posibilidad de solicitar una discapacidad o incapacidad permanente.

¿Qué es el alcoholismo?

El alcoholismo en si no es considerado como enfermedad ya que para ello es necesario que sea un consumo que exceda la ingesta normal. Es necesario para ello que el consumo se produzca de forma continuada durante al menos un año y además, afecte a las obligaciones diarias, del trabajo, entre otras.

¿Cuáles son las causas más frecuentes del alcoholismo?

Normalmente las causas de la adicción al alcohol están del todo definidas, pero es frecuente que sea a causa de otros problemas que pueden ser tanto personales como profesionales que motiven al individuo al consumo excesivo del alcohol, como por ejemplo:

  • Padecimiento de algún tipo de enfermedad mental
  • Puede ser también que tenga predisposición genética
  • Puede ser por otro lado, por causas asociadas a la depresión o estados de ánimo bajos

¿Cuántos tipos de alcoholismo existen?

Existen dos tipos de alcoholismo:

  • Tipo I: Este tipo de alcoholismo es el más frecuente en la población adulta. Se caracteriza por el aumento progresivo de la ingesta de alcohol hasta llegar a graves niveles de dependencia.
  • Tipo II: Este tipo de alcoholismo es característico por la conducta violenta que suelen tener estas personas.

¿Existe algún tipo de tratamiento para el alcoholismo?

Hoy en día no existe un tratamiento definido, sino que más bien se adapta a la gravedad de dependencia y a la persona en concreto. Algunos de los tratamientos o formas de ayuda a la desintoxicación son:

  • Desintoxicación, de forma individual o acudiendo a reuniones grupales en los que se pretende reconocer el problema y ver el motivo de este
  • Un programa para rehabilitar a la persona, en el que suelen llevarse a las personas afectas de esta enfermedad a centros específicos de rehabilitación.
  • Tratamientos farmacológicos

¿Qué síntomas tiene una persona que padece de alcoholismo?

Los principales síntomas son la disminución o alteración de la capacidad de juicio y también las de voluntad. Las personas afectas de esta enfermedad suelen tener una marcha inestable en el momento de la ingesta, deterioro de la memoria durante y después…También pueden sufrir síntomas de abstinencia cuando se les prohíbe la ingesta de alcohol, es decir ansiedad, nerviosismo.

El alcohol, es decir, su ingesta de forma excesiva produce conflictos sociales en el hogar y fuera del mismo, pudiendo ser una de las grandes causas de divorcio.

Por otro lado, un signo importante y clave a la hora de detectar la afectación por alcoholismo es el no ser capaz de evitar ingerir alcohol, a pesar de tener la voluntad de no hacerlo.

¿Es posible solicitar una discapacidad o minusvalía por ser enfermo por alcoholismo?

Para poder solicitar o acceder a la concesión de una discapacidad por la misma, deberá demostrarse la disminución de las capacidades cognitivas o funcionales de la persona afecta. Para poder demostrar esta enfermedad psiquiátrica habrá que tener los correspondientes informes médicos del psiquiatra, que es el especialista encargado de estas enfermedades.

Con esta información se realizará la valoración correspondiente para comprobar las limitaciones que sufre la persona afectada por alcoholismo. En qué se ven reducidas sus capacidades, en qué porcentaje para poder llevar a cabo sus funciones normales de su puesto de trabajo habitual.

¿Es factible que concedan una incapacidad permanente laboral por tener alcoholismo

Para poder saber de forma viable si una persona con alcoholismo se le puede reconocer una incapacidad permanente, será necesario valorar cada caso en concreto viendo qué limitaciones le produce en el ámbito social, personal y laboral.

Lo primero que habrá que hacer es demostrar en qué grado y con qué gravedad ha afectado esta enfermedad de forma psíquica. Es necesario saber si el alcoholismo le ha provocado una falta de raciocinio y personalidad. También es necesario saber que limitaciones le ha producido a nivel cognitivo.

La incapacidad que normalmente se suele conceder por esta patología es la incapacidad permanente total para su trabajo habitual. En esta incapacidad se tiene en cuenta qué profesión desempeña de forma habitual para ponderar la peligrosidad del ejercicio de sus funciones padeciendo de esta enfermedad tanto para él como para terceras personas. Un caso con el que se puede poner un ejemplo claro es en el caso de un peón de obras, en el que el padecer de una dependencia severa al alcohol pone en riesgo su vida y la de otras personas ya que entre sus funciones se encuentran trabajar en andamios o con herramientas y situaciones peligrosas. También se ve claramente que un trabajador no puede desempeñar su actividad laboral cuando padece de alcoholismo en un puesto de trabajo como el de un camionero o de un conductor de transporte público, ya que pone en riesgo su vida y la terceras personas, ya que necesita de una concentración y de un estado de alerta que no va a tener si padece de alcoholismo.

Se suele reconocer la incapacidad permanente absoluta cuando la persona afecta no es capaz de realizar ningún tipo de actividad laboral ya que tiene muchas limitaciones ocasionadas. Además no puede llevar a cabo sus funciones sin constituir un acto de heroísmo, es decir, sin que tenga que poner en riesgo su vida, y mucho menos la de terceras personas. Cuando una persona llega a padecer de un grado tan severo de alcohol, no puede realizar ninguna actividad laboral. Se vuelve incompatible debido a que no puede mantener un autocontrol y además existe un claro riesgo para su entorno. Este tipo de enfermos pierden toda su capacidad laboral para cualquier profesión. Además cuando se solicita esta incapacidad permanente, el enfermo suele tener otras patologías que le añaden dificultad a la hora de poder realizar una actividad laboral, y además suelen haber estado ingresados para su rehabilitación y no ha funcionado.

Algunos ejemplos en los que se puede llegar a conceder una incapacidad permanente o bien una discapacidad por padecer una total dependencia al alcohol son los siguientes:

  • Jorge, es conductor de camión y padece de un trastorno de ansiedad generalizada con agorafobia además de un trastorno esquizofrénico y dependencia al alcohol, por lo que el conceden una incapacidad permanente total para su profesión habitual. Jorge no puede trabajar de camionero, pero si podrá trabajar en otro ámbito laboral en el que no pueda poner en riesgo su vida o la de terceros.

Juan que es comercial solicita una gran invalidez, porque necesita ayuda hasta para las tareas más esenciales de la vida diaria como son comer o vestirse. Juan tiene ceguera de forma total, además de un trastorno por dependencia al alcohol y limitaciones psíquicas.

Share:

Entradas relacionadas

incapacidad raquialgia

Incapacidad por raquialgia

Incapacidad por raquialgia Muchas de las consultas que recibimos en nuestro despacho especializado en incapacidades, se refieren a los dolores a lo largo de la

fractura humero

Incapacidad por fractura de húmero

Incapacidad por fractura de húmero En Toro Abogados contamos con una gran experiencia en todo tipo de casos de incapacidad, y hemos logrado conseguir numerosos

CONTACTO

Barcelona

C/ Consell de Cent nº 276, 2ª planta

Madrid

C/ Velázquez, nº 46, 4º izq.

Montcada i Reixac

C/ Mayor, nº 30, bajos

93 564 3116

Sevilla

C/ Avenida Eduardo Dato, 69

Valencia

C/ Las Barcas , 2 

Social Media

Primera visita gratis

Sin ningún tipo de compromiso, te aconsejaremos sobre tus mejores opciones.

Nosotros te llamamos

info@bufetetoro.com