BARCELONA

MADRID

VALENCIA

SEVILLA

Artrosis Incapacidad

Tabla de contenidos

Como abogados especialistas en tramitaciones de pensiones por incapacidad laboral, en este artículo le explicaremos sobre el concepto de lo que es la artrosis y la incapacidad por esta enfermedad.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad de las articulaciones en la que se va degenerando el cartílago, produciendo el roce de huesos entre sí. Cabe mencionar que forma parte de las enfermedades reumáticas. También se la puede denominar osteoartrosis.

La artrosis puede aparecer en todas las partes del cuerpo que tengan articulaciones, como las rodillas, los pies, la cadera, etc.

Este tipo de enfermedades son de las que producen mucho dolor y afectan a la capacidad para moverse de las personas. La cosa más sencilla de la vida cotidiana puede suponer un gran impedimento por culpa de las consecuencias que la artrosis acarrea.

En muchos casos esta patología va acompañada de otros problemas de salud como son las enfermedades del corazón o de la tensión.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis?

Los síntomas que suele presentar la artrosis son progresivos a medida que va pasando el tiempo, es decir van a peor.

Dolor ante un esfuerzo

Lo primero que normalmente aparece es el dolor al moverse o al hacer algún tipo de esfuerzo extraordinario. Sin embargo, al principio cuando la persona que tiene artrosis reposa, el dolor desaparece.

Dolor sin presencia de un esfuerzo

Después, cuando la artrosis está agravándose, el dolor ya empieza normalmente a aparecer después de estar en reposo y después de hacer cualquier ejercicio físico, por lo que la situación de malestar se prolonga durante la mayor parte del tiempo.

Pérdida gradual de movilidad

Otro síntoma que es característico es la incapacidad de movimiento que va en aumento, es decir, la persona a medida que la enfermedad va avanzando en sus síntomas, va perdiendo la movilidad.

Deformación de huesos y articulaciones

Los síntomas que más se pueden ver de esta enfermedad, es la deformación de los huesos y articulaciones. Además se tienen continuas contracturas en los músculos. Por lo que es muy molesta y desagradable.

¿Cuántos tipos de artrosis hay?

La artrosis suele desarrollarse en los lugares del cuerpo donde hay articulaciones. Algunos tipos de artrosis son los siguientes:

Artrosis de Cadera

El deterioro se encuentra en el cartílago de la cadera. El dolor de esta artrosis puede incluso aparecer en las rodillas.

Artrosis Cervical

Se degenera el cartílago de las cervicales. El dolor aparece en el cuello.

Artrosis de Rodilla

La artrosis de rodilla tiene un desgaste bastante graduado. Produce dificultades para quedarse de pie, o sentado mucho rato, para caminar, etc.

Artrosis de Mano

Se produce por el desgaste de las articulaciones que se encuentran en la mano. Dificulta la movilidad de los dedos, además pueden deformarse.

Artrosis Lumbar

Lo mismo que en los casos anteriores, con la particularidad de que la artrosis se desarrolla en la zona lumbar. Normalmente el dolor se encuentra en la parte baja de la columna vertebral, pero hay veces que puede seguir hasta las piernas.

A consecuencia de padecer artrosis, ¿se puede solicitar una incapacidad laboral?

A la hora de poder plantearse la posibilidad de solicitar a una incapacidad laboral por artrosis habrá que evaluar en qué grado de artrosis se encuentra el solicitante de la incapacidad, además del tipo de artrosis junto con las limitaciones que le suponen para llevar a cabo su actividad laboral con normalidad y eficacia.

Es decir, si la artrosis está produciendo limitación o imposibilidad para que la persona que la padece pueda moverse y tener autosuficiencia, como por ejemplo, que no pueda agacharse o mantener un cierto equilibrio al caminar.

La invalidez permanente por artrosis dependerá de que tenga una serie de limitaciones y dolencias que tendrán que verse por un médico especialista para poder evaluar junto con las funciones que tenga que desempeñar en su trabajo habitual qué es lo que puede hacer y lo que no puede hacer.

La incapacidad por artrosis normalmente suele derivarse, en 2 grados de incapacidad:

Incapacidad permanente total por atrosis

Este grado de incapacidad permanente total supone que la persona afecta de la patología no puede realizar las tareas fundamentales que implicaba su profesión habitual, por ejemplo peón de obra, al menos de una manera efectiva y con un cierto grado de productividad ya que no podrá agacharse, ni coger peso, y evidentemente no podrá mantenerse en un andamio si además tiene pérdidas de equilibrio.

Pero sí por ejemplo, en este tipo de incapacidad permanente, el trabajador que es peón de obra podrá trabajar de administrativo o de otro tipo de profesión que no requiera las exigencias físicas que está teniendo, siendo peón de obra.

La pensión que se recibirá en este caso es el 55% de la base reguladora.

La Incapacidad permanente absoluta por artrosis

La incapacidad permanente absoluta supone que la persona afectada por artrosis no puede realizar ninguna actividad ni de índole laboral ni de índole cotidiana, ya que sus limitaciones son graves por las que no se considera que sea apta la persona para trabajar en ningún trabajo por muy liviano que sea. En este caso la pensión será del 100% de la base reguladora.

Que la incapacidad permanente sea concedida no exime al Tribunal Médico del Instituto Nacional de la Seguridad Social,  que en un periodo por ejemplo de dos años, cite a la persona afecta para ver cómo se encuentra, es decir, para ver si ha mejorado o empeorado o incluso si sigue igual.

Normalmente en los casos que tienen que ver con enfermedades degenerativas como es la artrosis, no suelen citar a revisión aunque sí por agravamiento ya que esta enfermedad por si misma indica que con el tiempo el estado de la persona va a empeorar.

Ejemplos de concesión de incapacidad permanente por artrosis

Cabe mencionar que conceder la incapacidad no suele ser otorgada por padecer de una sola enfermedad, ya que normalmente la persona que la padece suele tener distintas patologías diagnosticadas. Algunos ejemplos de incapacidades que serán factibles reconocer por padecer de artrosis son los siguientes:

Invalidez absoluta por artrosis

Juan es oficial de la fundición y solicita una incapacidad permanente absoluta porque tiene falta de visibilidad grave, degeneración de las platinas articulares, hipertrofia en algunos de los ligamentos además de un trastorno depresivo mayor severo ocasionado por las patologías físicas que presenta.

Juan es incapaz de realizar una actividad laboral de forma normal y eficiente por muy leve que sea la actividad o la exigencia.

Incapacidad permanente total por artrosis de columna

Norberto trabaja en la construcción y solicita una incapacidad permanente total para su profesión actual. Norberto tiene las siguientes enfermedades o dolencias: Miocardiopatía isquémica crónica. Espondilodiscoartrosis en las zonas L4-L5 y L5-S1.

No es capaz de realizar las funciones esenciales de su trabajo pero si que es capaz de realizar otras tareas de otro tipo de profesión.

Share:

Entradas relacionadas

incapacidad raquialgia

Incapacidad por raquialgia

Incapacidad por raquialgia Muchas de las consultas que recibimos en nuestro despacho especializado en incapacidades, se refieren a los dolores a lo largo de la

fractura humero

Incapacidad por fractura de húmero

Incapacidad por fractura de húmero En Toro Abogados contamos con una gran experiencia en todo tipo de casos de incapacidad, y hemos logrado conseguir numerosos

CONTACTO

Barcelona

C/ Consell de Cent nº 276, 2ª planta

Madrid

C/ Velázquez, nº 46, 4º izq.

Montcada i Reixac

C/ Mayor, nº 30, bajos

93 564 3116

Sevilla

C/ Avenida Eduardo Dato, 69

Valencia

C/ Las Barcas , 2 

Social Media

Primera visita gratis

Sin ningún tipo de compromiso, te aconsejaremos sobre tus mejores opciones.

Nosotros te llamamos

info@bufetetoro.com