BARCELONA

MADRID

VALENCIA

SEVILLA

Incapacidad Permanente por Túnel Carpiano

Tabla de contenidos

Como abogados especialistas en tramitación de incapacidades laborales, es muy habitual dentro de los motivos que existen para solicitar una incapacidad laboral que uno de ellos sea padecer el síndrome del túnel carpiano, y además muy factible reconocer la invalidez.

En este artículo explicaremos las vías para poder solicitar una incapacidad permanente por túnel carpiano.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

Este síndrome se puede definir como una afectación del nervio mediano. Este nervio se encuentra en la muñeca.

Este síndrome afecta a ambas manos, muñecas, es decir,   las extremidades superiores, por este motivo se le suele conocer como síndrome bilateral del túnel carpiano.

Causas del síndrome del túnel carpiano

Desde el punto de vista de nuestra área como abogados laboralistas, sabemos que este síndrome puede constituir elementos para ser considerado una enfermedad profesional, ya que el pinzamiento de este nervio puede suele ser ocasionado por las actividades propias de ciertas profesiones, como por ejemplo:

  • Trabajos en lavanderías
  • Profesiones relacionadas con la hostelería, como camareros, cocineros
  • Trabajadores de cadenas de montaje, como en electrónica o mecánica
  • Oficios como soldadores, carpinteros, pulidores, pintores, entre otros.

Los movimientos repetitivos o el forzar esta zona tiene efectos en los huesos, músculos y tendones que están en esa zona, y en el momento que uno de estos experimenta una inflamación, sobrecarga las articulaciones, produciendo el daño  de este nervio.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de este síndrome?

Dado que este síndrome consiste en una presión o pinzamiento de este nervio, los síntomas podemos enumerarlos como:

  • Entumecimiento hormigueo en muñecas y manos
  • Pérdida de fuerza en mano y dedos.
  • Dificultad para cerrar la mano
  • Dolor que puede extenderse desde la mano hasta el codo.
  • Pérdida de coordinación de los dedos

¿Qué maneras hay de tratar esta patología?

En principio, la manera de tratar esta dolencia es con aplicaciones de frío y calor en la zona con la finalidad de eliminar inflamaciones, o el uso de férulas o muñequeras para evitar la sobrecarga de la zona.

También el estudio y aplicación de medidas posturales que corrijan malas posiciones en la ejecución de las actividades diarias relacionadas con su profesión habitual.

Si estos tratamientos no funcionan, se suele recurrir a la intervención quirúrgica. Pero muchas personas después de la operación no consiguen mejorar. Porque la compresión puede venir de varias zonas que van desde la cervical hasta el túnel carpiano.

¿Puede suponer limitaciones funcionales para la persona que la padece?

La presencia de dolor

En primer lugar provoca un intenso dolor, además de una limitación funcional  a la hora de realizar movimientos tanto con la muñeca como con las manos.

Lo que es evidente, es que dificulta la realización de tareas que impliquen la movilidad de ambas manos, y sobre todo la facultad o la posibilidad de coger peso, o la manipulación de objetos. Depende del grado de cada lesión para cada persona, requerirá un tratamiento u otro.

Casos en que se requiera una intervención quirúrgica

Para los casos más graves se necesitará una intervención quirúrgica, que implicará en muchos casos, la solución de estos problemas en caso de que tenga éxito la operación. En otros casos, en los que no tiene tanto éxito, se considerarán limitaciones crónicas.

Cuando se llega a este grado de limitaciones que afecta la actividad laboral, es cuando la persona afecta suele plantearse el solicitar una incapacidad permanente laboral ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

¿Cuándo es viable solicitar una incapacidad permanente por síndrome de túnel carpiano?

En primer lugar, determinar exactamente si las limitaciones que produce el síndrome de túnel carpiano son definitivas, crónicas. Una vez que se sepa y este verificado médicamente que esta lesión, o patología, no va a mejorar.

Que solo se van a emplear tratamientos paliativos pero no curativos, lo que habrá que determinar es qué limitaciones provoca esta patología. Es decir, si puede coger peso, o no, utilización de ambas manos. El siguiente paso será analizar el puesto de trabajo que desempeña la persona.

Cuando es incapacidad permanente total

Así se podrá comparar y evaluar si se puede o no realizar el trabajo habitual, si no se puede pues se podrá solicitar la incapacidad permanente total.

Grado de incapacidad permanente parcial

Existe otro caso en el que la persona afectada por la dolencia, lesión o patología no puede realizar las funciones esenciales pero es incapaz de desempeñar otras tareas que sean parte de su puesto de trabajo, por lo que se podrá solicitar la incapacidad permanente parcial para su trabajo habitual.

Diferencia entre ambos grados de incapacidad

Es importante diferenciar ambas incapacidades, a continuación un breve resumen de cada una de ellas para saber a qué incapacidad atenerse dependiendo del caso concreto:

  • En el caso de la incapacidad total, la persona no es capaz de realizar las funciones básicas o elementales de su puesto de trabajo, pero sí que puede dedicarse a otro tipo de profesión en la que sus patologías no le ocasionen tales limitaciones.
  • Por otro lado y diferente es la incapacidad permanente parcial en la que el solicitante puede solamente desempeñar las tareas fundamentales de su puesto de trabajo pero no las demás tareas que también entran dentro de sus funciones.

Cuando el síndrome del túnel carpiano está asociado con otras patologías

Es muy común que además se vean afectados otros elementos corporales, como los codos o las cervicales cuando se tiene el síndrome del túnel carpiano, ya que es un nervio que recorre desde las cervicales hasta la mano.

Por eso va normalmente, aparejado de otras patologías o dolencias. Y es que precisamente esta relación de distintas patologías podrá facilitar el acceso a la incapacidad permanente. Eso sí, cada caso se tendrá que analizar de forma individual por el correspondiente especialista médico para poder valorar en cada caso particular las opciones que se tienen en cuanto a tratamiento.

Y en caso de no haber mejora y que esta dolencia se cronifique, se aconseja el asesoramiento de un abogado especialista para proceder a la solicitud de incapacidad que más le convenga y se adecúe a cada persona.

¿Es posible obtener una incapacidad permanente por padecer del síndrome del túnel carpiano?

Los casos en los que podría ser más la solicitud de una incapacidad permanente por túnel carpiano pueden ser parecidos a los siguientes:

Debe tenerse siempre para poder acceder a una incapacidad permanente que hay que disponer de los informes médicos correspondientes que diagnostiquen la patología y justifiquen adecuadamente las limitaciones que le supone. También es necesario evaluar y comparar las limitaciones que suponen en la actividad que desempeñe el solicitante, para así poder valorar de forma real las posibilidades de las que se disponen. Eso sí, normalmente y como hemos visto antes, la incapacidad permanente por túnel carpiano suele concederse en los casos en los que se presentan algunas patologías más que agraven la enfermedad.

Ejemplos de concesiones de pensiones de incapacidad por síndrome del túnel carpiano

Concesión de invalidez total

Jorge, que es guarda forestal, solicita una incapacidad permanente total ya que padece de Gonalgia bilateral, Meniscopatía degenerativa en la rodilla derecha, además le han diagnosticado también obesidad mórbida y síndrome del túnel carpiano.

Por ello, Jorge no puede ejercer su profesión habitual como guarda forestal ya que requiere mucho movimiento y sus patologías le impiden poder realizar las funciones esenciales de su puesto de trabajo. Sin embargo, podrá desempeñar otras tareas en un puesto de trabajo diferente.

Caso de aprobación de incapacidad permanente absoluta

Marta que es administrativa resulta que solicita una incapacidad permanente absoluta por padecer artrosis cervical, dorsal y lumbar por lo que no puede mantenerse mucho tiempo seguido sentada o de pie, también tiene una hernia discal, fibromialgia y síndrome del túnel carpiano además de tener diabetes mellitus II.

Por lo tanto, esta trabajadora está absolutamente inhabilitada para realizar cualquier tipo de profesión por liviana y sedentaria que sea ya que tiene dolor hasta en reposo.

Share:

Entradas relacionadas

incapacidad raquialgia

Incapacidad por raquialgia

Incapacidad por raquialgia Muchas de las consultas que recibimos en nuestro despacho especializado en incapacidades, se refieren a los dolores a lo largo de la

fractura humero

Incapacidad por fractura de húmero

Incapacidad por fractura de húmero En Toro Abogados contamos con una gran experiencia en todo tipo de casos de incapacidad, y hemos logrado conseguir numerosos

CONTACTO

Barcelona

C/ Consell de Cent nº 276, 2ª planta

Madrid

C/ Velázquez, nº 46, 4º izq.

Montcada i Reixac

C/ Mayor, nº 30, bajos

93 564 3116

Sevilla

C/ Avenida Eduardo Dato, 69

Valencia

C/ Las Barcas , 2 

Social Media

Primera visita gratis

Sin ningún tipo de compromiso, te aconsejaremos sobre tus mejores opciones.

Nosotros te llamamos

info@bufetetoro.com