BARCELONA

MADRID

VALENCIA

SEVILLA

Imprudencia médica

ABOGADOS ESPECIALISTAS EN IMPRUDENCIAS MÉDICAS 

¿Qué es la imprudencia?

La imprudencia se conoce como la falta de prudencia. La prudencia se entiende como la capacidad de analizar sobre los riesgos posibles que conllevan y la capacidad de adecuar la conducta para no recibir o causar efectos perjudiciales para sí mismo y para otros.

Por lo tanto, podemos distinguir en el concepto de la prudencia tres elementos importantes:

  • Capacidad de analizar una circunstancia o acontecimiento.
  • Valoración del riesgo.
  • Capacidad de modificar la conducta para evitar consecuencias perjudiciales.

No tener estas capacidades determinan la trascendencia del concepto de imprudencia, y entendemos la razón por la cual está tipificada como delito en el Derecho Penal. En el contexto judicial, entendemos la imprudencia asociada a la culpa ocasionada por la omisión de una acción necesaria para evitar los efectos de una acción.

La imprudencia la encontramos en situaciones como accidentes de tráfico, cuando un conductor conduce a una velocidad por encima de la permitida en una zona urbana y con ello eleva las probabilidades de sufrir un accidente grave. O cuando un trabajador de una obra no utiliza las medidas de seguridad para ejercer su trabajo.

La irresponsabilidad que supone la omisión de las consecuencias de situaciones de riesgo es un tema delicado. En este sentido, encontramos una Sentencia del Tribunal Supremo Sala Segunda de 28 de junio de 2013 en la que queda conceptualizada la imprudencia grave y la imprudencia leve:

Existen, entonces dos elementos para valorar el nivel de gravedad de una imprudencia, a saber:

  • Elemento Objetivo:
    • Magnitud de la infracción del deber objetivo de cuidado, es decir, el nivel de riesgo no permitido y no controlado.
    • Importancia del bien jurídico protegido, en el que se establece una relación inversamente proporcional entre el riesgo y el bien jurídico permitido. Es decir, que cuanto más valor tenga el bien jurídico hay mayor exigencia del nivel de riego permitido.
  • Elemento Subjetivo: Se refiere al grado de previsibilidad y su relación con la gravedad de la imprudencia; es decir, a mayor grado de previsibilidad mayor gravedad.

Basados en estos elementos, se pueden clasificar las imprudencias en, y continuando con la misma sentencia, había definido la imprudencia grave o temeraria.

La imprudencia leve o simple venía constituida por

¿Qué es la imprudencia profesional?

La imprudencia profesional es aquella falta de cuidado o diligencia en el ejercicio de una profesión u oficio que provoca unos resultados dañosos. Se caracteriza por tratarse de una conducta contraria a las reglas que configuran la buena práctica de la profesión y que no solo ponen en peligro, sino que lesionan determinados bienes como por ejemplo la vida o la integridad de las personas.

Así pues, puede hablarse de imprudencia profesional en relación con muchos ámbitos y profesiones (arquitectos, albañiles, transportistas, guía de montaña, etc.). Dependiendo de la gravedad de la conducta y del resultado producido, la imprudencia profesional se castiga como delito en el Código penal.

Así la imprudencia profesional está prevista como un agravante en determinados delitos imprudentes (homicidio, aborto, lesiones) y conlleva penas de inhabilitación.

El Tribunal Supremo justifica de esta forma la agravación que supone la imprudencia profesional respecto de la imprudencia no profesional, como bien describe en la Sentencia de 3 de octubre de 1997:

¿Qué entendemos por imprudencia médica?

La imprudencia médica es, por tanto, es la conducta contraria al conocimiento práctico e idóneo (lex artis ad hoc) para la realización de un acto médico, el cual exige experiencia, comprensión del caso clínico y claridad.

La imprudencia profesional en el ejercicio de la actividad médica es sin duda una sobre las que con mayor frecuencia han de resolver los tribunales, aunque lo cierto es que son pocos los casos en que se condena a los médicos por delito de imprudencia profesional, siendo en la vía civil o contencioso-administrativa donde se resuelven la mayoría de los asuntos en que se imputa a los profesionales sanitarios una conducta que desemboca en una negligencia médica.

La imprudencia médica en la asistencia sanitaria es aplicable tanto a los médicos como al personal paramédico.

Ejemplos de imprudencias médicas

  • Transfusiones de sangre sin establecer grupo sanguíneo o descarte de enfermedades.
  • Dejar material quirúrgico dentro del cuerpo del paciente en una operación.
  • Abandono del personal de anestesia durante una intervención quirúrgica para participar en otra.
  • Abandono no justificado del turno de guardia o emergencia.
  • Errores en el suministro de medicamentos por sobredosificación o sobremedicación.
  • Acudir en estado de embriaguez a una intervención quirúrgica.

Los mismos ejemplos explican lo que quiere decir la imprudencia médica. Se trata, en resumen, de una actitud contraria al buen hacer, al sentido común que no toma en consideración los riesgos y sus terribles consecuencias para el paciente.

Cuando se comete una imprudencia médica, estamos directamente señalando una culpa sobre quien la ejerce. En este sentido, podemos calificarlo de delito basándonos en el carácter reprochable de la conducta del médico imprudente.

Para reclamar por esa imprudencia médica sufrida se debe acudir a abogados especialistas en negligencias médicas. Es imprescindible estudiar la viabilidad del caso junto con peritos médicos especialistas en la materia. Llevamos más de 40 años dedicándonos a la reclamación de negligencias médicas y estamos en Barcelona, Madrid y Montcada i Reixac para atenderle. Actuamos en todo el territorio nacional.

Del delito de imprudencia médica

El concepto del delito de imprudencia tiene dos elementos:

La infracción del deber de cuidado: en el caso del personal médico este deber está claramente definido: la vida y la salud del paciente. Encontramos aquí dos elementos; a saber:
El denominado deber objeto de cuidado es altamente exigible al personal médico y sanitario.
El deber de cuidado como deber subjetivo, referido a la capacidad que prestó y pudo prestar al paciente.
El resultado y su imputación: entre la imprudencia médica y el resultado lesivo al paciente tiene que probarse una relación o nexo de causa. Siendo la base de la imprudencia la no observancia de los riesgos en una profesión donde el resultado puede ser catastrófico, la culpabilidad es lógica y reprochable.

Sentencias judiciales de casos de imprudencia médica

Hemos seleccionado esta Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia de la Sección Segunda de fecha 29 de octubre de 2018, en la que encontramos una buena definición de lo que se considera una imprudencia médica en el marco de una cirugía estética con resultados lesivos para la paciente.

Leemos lo que esta Sala recoge de la jurisprudencia sobre los elementos necesarios para integrar la figura penal de la imprudencia:

Si sufre alguna patología que le obliga a estar de baja laboral, sigue un tratamiento médico y toma fármacos, está en condiciones de solicitar una incapacidad laboral.

Abogado inmobiliario

Disponemos de bufetes en Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia y Montcada donde nuestros abogados inmobiliarios le aclararán cualquier duda de forma rápida y profesional.

 

En Despacho Toro Abogados le ofrecemos una primera visita totalmente gratuita, en la que le informaremos sobre la viabilidad jurídica de su caso y las posibilidades de éxito que tenemos.

1

VISITA GRATUITA

Recepción de la documentación y exposición del caso.

2

VIABILIDAD Y PRESUPUESTO

Análisis de su caso y emisión de presupuesto.

3

PREPARACIÓN DEL CASO Y RECLAMACIÓN EXTRAJUDICIAL

Solicitud de documentación adicional, contacto con peritos en caso de ser necesario.

4

PROCEDIMIENTO JUDICIAL

Interposición de demanda y seguimiento del proceso.

Primera visita gratuita.

Sin ningún tipo de compromiso, te aconsejaremos sobre tus mejores opciones.

Transparencia en los honorarios

Desde el principio se fijan y quedan firmados, por lo que no te vas a llevar sorpresas ni sustos.

Gran porcentaje de éxito

Nuestros números y estadísticas indican que el porcentaje de éxito es muy elevado.

Todas las visitas incluidas

Desde la primera visita, hasta que termine el procedimiento, todas las visitas están incluidas.

Alta especialización

Solamente serás atendido por abogados altamente especializados en la materia que se trate.

Abogados especializados en Responsabilidad Civil.

4.8/5 en más de 300 valoraciones en Google

Nuestros clientes han dicho de nosotros
victor zurita
victor zurita
Cliente
Leer más
La mejores personas están aquí Dan soluciones a todo
Eva maria Hernandez Garrido
Eva maria Hernandez Garrido
Clienta
Leer más
Tuve hace tiempo un problema con el banco, pero se recurrió y se presentó una demanda al juzgado, y recuperaron las cantidades que había pagado de más, gracias.
marcos soler
marcos soler
Cliente
Leer más
Me atropellaron mientras iba en bici, consulté a los abogdos Toro y Pujol y me llevaron la reclamación al seguro del conductor. No puedo estar más contento con su trabajo: profesionales como la copa de un pino
marcos lorenzo
marcos lorenzo
Cliente
Leer más
Aprendes mucho cuando ellos te asesoran y es importante porque no dejan de ser tus derechos. Te defienden de los abusos bancarios. Los recomiendo al 200 por cien.
Anterior
Siguiente

Apariciones en medios

Pertenecemos a las siguientes asociaciones de Derecho Laboral y de la Seguridad Social.

Conoce casos auténticos y lee sentencias reales.
Reproducir vídeo

¿Tienes alguna duda?

Es el profesional jurídico que se encarga de las siguientes cuestiones:
  • Realizar todos los trámites necesarios para a comprar o vender su vivienda y conseguir toda la documentación necesaria para evitar problemas en la firma o futuras reclamaciones por parte del comprador o el vendedor.
  • Gestionar cualquier reclamación relacionada con sus bienes inmuebles, interponiendo demanda ante el responsable e incluso contra la compañía de seguros que cubra la responsabilidad civil (promotor, arquitecto, aparejador, constructor…).

Los criterios clásicos en los que se dividen, son: por naturaleza, incorporación, destino y analogía. Sin embargo, huyendo de clasificaciones complejas y teóricas del Derecho Civil, en lo que más afecta al ciudadano de a pie, debemos decir que se dividen en bienes inmuebles de naturaleza rústica, y bienes inmuebles de naturaleza urbana.

Se trata del procedimiento por el cual, el propietario de un inmueble, desaloja al poseedor que habita un inmueble. Los motivos pueden ser varios: por precario, por falta de pago, o por ocupación.

Nosotros te llamamos

info@bufetetoro.com