fbpx
Primera visita gratuita // consúltenos
BARCELONA: Tel: 93 467 55 67
MADRID: Tel: 91 737 00 45
MONTCADA: Tel: 93 564 31 16

Incapacidad Laboral por Depresión Mayor

Abogados especialistas en Incapacidad Permanente


Incapacidad laboral por depresión mayor Abogados Seguridad Social: especialistas en incapacidades e invalideces Barcelona Madrid Montcada i Reixac

La incapacidad laboral por depresión mayor es un tipo de incapacidad muy solicitada en nuestro bufete de abogados especialistas en incapacidades laborales.

Aunque es una palabra que suele utilizarse coloquialmente de una forma muy genérica, la depresión es una dolencia que afecta a muchas personas en edades muy diferentes y que, de no tratarse a tiempo, puede generar importantes limitaciones.

¿Qué es la depresión?

La depresión se halla entre las dolencias de tipo psíquico. Es aquel trastorno del estado de ánimo en el que se sufre de una tristeza e infelicidad severa y puede ser tributario de incapacidad laboral.

Esta condición de salud mental puede generar alteraciones en la conducta de la persona que lo padece, así como cambios en la actividad y el pensamiento que, en virtud de la gravedad que se determinen la evaluaciones médicas, pueden llegar a constituir importantes limitaciones funcionales para el desarrollo de la profesión habitual o de la vida diaria.

¿Qué síntomas suelen caracterizar a la depresión?

A grandes rasgos, los síntomas más comunes de la depresión suelen ser:

  • Sentimiento persistente de tristeza y de culpa.
  • Episodios de irritabilidad.
  • Pérdida de motivación para llevar a cabo la mayor parte de las actividades diarias.
  • Trastornos en el sueño.
  • Cambios en el apetito.

¿Qué tipos de depresión existen?

En función de la gravedad de los síntomas, se pueden distinguir los siguientes tipos de depresión que pueden ocasionar una incapacidad; a saber:

Trastorno depresivo mayor

No referimos al trastorno depresivo mayor o depresión mayor grave cuando los síntomas de este estado de salud mental son tan persistentes en el tiempo que interfieren en la actividad laboral y en la vida diaria de la persona que lo sufre.

Distimia o trastorno depresivo persistente

La distimia es un estado crónico del estado depresivo caracterizado por en permanente estado de ánimo bajo de la persona que lo padece durante más de dos meses.

¿Se puede conceder incapacidad laboral por depresión?

Para que el trabajador sea tributario de una incapacidad permanente por depresión, se requerirá que se trate de una depresión mayor, con evolución crónica, es decir que los síntomas sigan presentes, de carácter grave, es decir con manifestación de la mayoría de los síntomas, y recurrente, que el tratamiento no impida la aparición de episodios repetitivos. Un trabajador que se encuentre en esta situación de salud podrá solicitar una incapacidad permanente.

En función de las valoraciones efectuadas por el Tribunal médico, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) determinará la pensión por incapacidad que corresponda.

Incapacidad permanente total por depresión

Sin embargo, puede surgir una incapacidad laboral por depresión en grado de total, cuando los síntomas no se presenten con tanta gravedad, se trate de una depresión leve o moderada, y vaya unida a otras patologías.

La incapacidad permanente absoluta por depresión mayor

Por lo tanto, la incapacidad absoluta por depresión nacerá cuando el trabajador tenga una depresión mayor crónica, grave y recurrente. Asimismo, se valorará la existencia de riesgo de autolisis y de los cambios efectuados en el tratamiento farmacológico.

¿Se pueden conceder algún grado de minusvalía o discapacidad por depresión mayor?

Del mismo modo, los afectados por una depresión pueden solicitar que les sea reconocido un grado de minusvalía por depresión mayor, o también un grado de discapacidad por depresión, por presentar deficiencias o ausencia de capacidad para realizar una actividad que es normal para cualquier ser humano en su mismo rango de edad, sexo y factores culturales y sociales.

Solicitud de Incapacidad
Solicitud de Incapacidad
Denegación de Incapacidad
Denegación de Incapacidad
Revisión de Incapacidad
Revisión de Incapacidad
Asesoramiento médico-jurídico
Asesoramiento médico-jurídico
La incapacidad permanente se da cuando un trabajador padece enfermedades o lesiones de considerable gravedad, que a pesar de haber sido tratadas o estar siendo tratadas, no mejoran, y limitan al trabajador, ya sea total o parcialmente, para el desempeño de su trabajo, incluso en ocasiones para el desarrollo de cualquier tipo de trabajo, disminuyendo ostensiblemente su capacidad laboral o anulándola por completo.

Ante dicha situación el trabajador podrá optar a percibir una prestación de tipo económico de las llamadas contributiva, que satisfará el Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Mutua Colaboradora de la Seguridad Social o el Instituto Social de la Marina.

La incapacidad permanente parcial es aquella situación de incapacidad permanente que, sin alcanzar el grado de total, ocasione al trabajador una disminución no inferior al 33% en su rendimiento normal para dicha profesión, sin impedirle la realización de las tareas fundamentales de la misma.

La incapacidad permanente total para la profesión habitual es aquella que inhabilita al trabajador para la realización de todas o de las fundamentales tareas de dicha profesión, pudiéndose dedicar a otra profesión distinta de la que venía realizando.

Junto con la incapacidad permanente total, existe, como especificidad de ésta, la denominada “cualificada”, cuando por la edad (mínimo 55 años), falta de preparación general o especializada y circunstanciales sociales y laborales de residencia del trabajador, se presume la dificultad de obtener empleo en actividad distinta de la habitual anterior.

La incapacidad permanente absoluta para todo trabajo es la que inhabilita por completo al trabajador para cualquier profesión u oficio.

La gran invalidez es la situación del trabajador afecto de incapacidad permanente y que, como consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer, asearse, medicarse, y análogos.

* Por enfermedad común
Con menos de 52 años: *BCCC periodo mínimo exigible / Nº meses x 1,1666
Con más de 52 años: *BCCC 96 meses anteriores / 112

* Por accidente no laboral
*BCCC 24 ininterrumpidos elegidos en los 7 años anteriores / 28

* Por contingencias profesionales (accidente de trabajo y enfermedad profesional)
Dividir por 12 la suma de:
– Sueldo y antigüedad diarios multiplicados por 365.
– Pagas extraordinarias, beneficios o participación anuales.
– Pluses y retribuciones complementarias del año anterior, dividido por los días efectivamente trabajados y multiplicado por 273, salvo que su número sea inferior.


CUANTÍA

Incapacidad permanente parcial: indemnización equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora.
Incapacidad permanente total: 55 % de la base reguladora. Se incrementa un 20 % el porcentaje anterior en personas mayores de 55 años, pasando a ser de un 75%.
Incapacidad permanente absoluta: 100 % de la base reguladora.
Gran Invalidez: 100% de la base reguladora, incrementándose su cuantía en un 50% de complemento destinado a que el gran inválido pueda remunerar a la persona que lo atienda.

* BCCC Base cotización contingencias comunes

CONTINGENCIAS COMUNES

* Enfermedad común: las alteraciones de la salud que no sean consideradas accidentes de trabajo ni enfermedades profesionales.
* Accidente no laboral: por exclusión, las que no sean consideradas accidente de trabajo.


CONTINGENCIAS PROFESIONALES

Enfermedad profesional: es aquella que cumple tres requisitos:

* Que se contraiga a raiz del trabajo llevado a cabo por cuenta ajena.
* Que sea ocasionada por la acción de determinados elementos y sustancias.
* Que conste actividad y enfermedad relacionadas en la lista realizada por las autoridades laborales, que se recoge en el Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social.
Accidente laboral:
Un accidente de trabajo es toda lesión corporal que el trabajador o trabajadora sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que lleve a cabo por cuenta ajena.
* In itinere.
* Como consecuencia del ejercicio de tareas de carácter sindical.
* Ejecutando tareas distintas a las de su categoría por orden superior o en interés del buen funcionamiento de la empresa.
* Ejecutando tareas de salvamento.
* Enfermedades que contraiga con motivo del trabajo siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.
* Enfermedades previas agravadas como consecuencia del accidente.
* Las consecuencias del accidente que resulten modificadas por complicaciones.
* Toda lesión sufrida en el trabajo, salvo prueba en contrario.

La revisión del grado de incapacidad permanente que Ud. tiene reconocido (total, absoluta, gran invalidez) es aquella que se lleva a cabo por el perceptor de la pensión de incapacidad, por el Instituto Nacional de la Seguridad Social o por la Mutua, al no estar de acuerdo con la invalidez permanente en su día reconocida, debido a cualquiera de los siguientes motivos:

* Por agravamiento de enfermedades o lesiones que dieron lugar a la declaración de invalidez permanente.
* Por mejoría de enfermedades o lesiones que dieron lugar a la declaración de invalidez permanente.
* Por error de diagnóstico.

Solicitud de incapacidad permanente * Inicio expediente ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Revisión Tribunal Médico * emite propuesta –o no- de incapacidad permanente.
INSS *según el Informe del Icam (en Cataluña) o del Equipo de Evaluación de Incapacidades, resuelve. La resolución puede ser:
Estimatoria
Si Ud. considera que es tributario de un mayor grado de invalidez que el concedido, podrá:
*Interponer reclamación previa ante el propio INSS

Denegatoria
Deniegan cualquier grado de incapacidad y Ud. podrá:
*Interponer reclamación previa ante el propio INSS.

Si la resolución a la reclamación previa es negativa (confirma la Resolución anterior)
*Interponer demanda ante el Juzgado de lo Social.

Celebración de juicio ante la Jurisdicción Social

Sentencia de Primera de Instancia (Juzgado de lo Social)

Recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma.

Sentencia de Segunda Instancia (Tribunal Superior de Justicia)

Somos abogados especialistas en depresión mayor y tramitaremos su pensión de invalidez de la Seguridad Social, estudiando previamente la viabilidad médica y jurídica de la misma sin coste alguno para Ud.

Nuestros abogados en pensiones de incapacidad le asesoraran.

Toro Pujol Abogados